Contenido

Situada en pleno corazón del barrio judío se levanta este edificio del que asegura Pedro Barrantes Madonado fue "Sinagoga". Con toda probabilidad la comunidad hebrea se asentó en este entorno, en las angostas y empinadas calles Pacheco, Balconcito, Soledad..., todas ellas de sabor popular, con un trazado irregular pero con una arquitectura que muestra gran uniformidad.{phocagallery view=category|categoryid=4|imageid=42|float=right}

Con la Reconquista, las zonas con menor densidad de población se verán favorecidas por la política de repoblación, esto entre otras cosas motivó que en 1489, esta comunidad se convirtiera en Aljama, por lo que debemos suponer que la población judía de la Villa de Alcántara llegó a ser bastante considerable.

Tras el edicto de expulsión de 1492, la mayoría de los judíos se refugian en Portugal, dejando atrás el edificio su etapa como sinagoga, pasando al culto cristiano.

Hasta hace poco tiempo perduró en el edificio una inscripción hebraica con la siguiente leyenda:

"Hizo esta magnificiencia (o preciosidad) Don Mosé Lerma / hijo de (¿) el honrado Rabí Ishaq Lerma (¿) - descanse en el Edén- en el año (expresado por la palabra) Hinnam (= 95, e. d. 1335)".

Probablemente, el primitivo edificio fue construido en el siglo XIV. En la Visita de 1618 se la nombra como Ermita de Nuestra Señora de la Misericordia.

El alzado actual es del siglo XVIII, de planta rectangular con una sola nave dividida en tres tramos, la cabecera está cubierta con una cúpula con linterna, en el muro del lado del evangelio se localiza un ábside cegado hasta hace unos años, con unas bellas pinturas murales que representan símbolos pasionistas.

Destaca también el espacio utilizado como sacristía, de planta rectangular y en la que pueden apreciarse sencillas ménsulas molduradas, una cúpula de extraordinaria factura, y decoración mural policromada en relieve de estilo rococó, con una inscripción que dice: "SE COLOCO ESTA IMAGEN A DEVOCIÓN DE BERNARDO ERNÁNDES, SANTIBANEZ Y SU MUJER CATALINA PEREZ SEBILLA AÑO DE 1783".

{phocagallery view=category|categoryid=4|imageid=131} {phocagallery view=category|categoryid=1|imageid=27}

Ilustre linaje procedente de la vecina Portugal que se asienta desde antiguo en Extremadura, aunque no sabemos con exactitud cuándo lo hicieron en Alcántara.

Las inscripciones sepulcrales de la Iglesia de Santa María de Almocóvar dan muestra de esta noble familia.

Barrantes Maldonado documenta el asentamiento de dicha familia en Alcántara hacia 1383 con la llegada del Maestre Martín Yánez de la Barbuda.

En su fachada principal destaca su gran portada de silería granítica y su escudo de armas: en plata, dos calderas, jironadas de oro y gules, gringoladas con dos cabezas de sierpe en cada asa, puestas en palo.

A finales del siglo XIX el Modernismo se comenzó a extender como movimiento artístico por toda la geografía nacional aunque como corriente arquitectónica no se introduciría en Extremadura hasta fechas más tardías.

Las portadas y balcones cerrados son detalles muy cuidados por el arquitecto, para los que se utilizan materiales como el yeso y la forja. Los motivos decorativos predominantes son florales, formas curvas y figuras femeninas. La parte superior de estas casas se remata en algunos casos con balaustrada y otros con terrazas cubiertas sobresaliendo en sus tejados claraboyas y airosas chimeneas.

Los promotores de estas obras fueron la burguesía local, edificando en zonas de nuevas expansión.

Los ejemplos más destacados de este estilo son las casas nº 35, 45, y 46 de la calle Cuatro Calles y los números 8 y 9 de la calle Llanada.

El inmueble nº 46 fue edificado sobre el solar que en 1850 la cartografía de Coello identificaba con la ermita de San Francisco Javier.

 

Kantara -as- Saif, es una de las maravillas del mundo. Es una fortaleza construida sobre un puente, su población habita esta fortaleza donde se haya al abrigo de todo peligro pues no puede atacarse más que del lado de la puerta.

Al-Idrisi (Geógrafo árabe del s.XII)

 

La situación estratégica y el paso obligado sobre el Tajo, dan sentido a la construcción defensiva. Se distinguen claramente dos fortificaciones: la "alcazaba" arabe y el recinto amurallado de época moderna.

Probablemente la alcazaba musulmana envolvería el antiguo caserío y el Alcázar, residencia de las dignidades. La fábrica de la obra es de mampostería de pizarra, de la que quedan algunas torres y lienzos de muralla.

Tras la Reconquista, los caballeros de la orden se asientan en el antiguo alcázar. En el siglo XV el maestre Gutierre de Sotomayor reforma y amplía el recinto amurallado.

Los constantes enfrentamientos bélicos con Portugal determinan la construcción del nuevo recinto amurallado en el siglo XVII con distintos baluartes, reductos y revellines dotándosele de taludes. El material utilizado sigue siendo la mampostería de pizarra reforzando los ángulos con sillería de pizarra reforzando los ángulos con sillería de granito. La técnica constructiva responde a las necesidades estratégicas y defensivas de la época moderna, debido a los avances en la artillería.

Recinto abaluartado

Actualmente la muralla se encuentra en desigual estado de conservación, destacando la zona sur.

{phocagallery view=category|categoryid=5|limitstart=0|limitcount=0}

 

Documentos relacionados:

Las Crónicas de Torres Tapias recogen que la Villa fue conquistada definitivamente a los musulmanes el 17 de enero de 1213, festividad de San Antón Abad; en honor a este santo se erigió esta ermita.

Formaba parte de una antigua enfermería que era atendida por la Orden Franciscana. En la actualidad es una vivienda particular, aunque conserva algunas dependencias conventuales.

Barrantes Maldonado, en el siglo XVI menciona las rentas de "yerba" de varias dehesas a favor de la ermita de San Antón.

La portada, adornada por el escudo franciscano que representa las cinco llagas de Cristo circundadas por el cordón de esta orden, está rematado por la corona real de Enrique IV.

Consta de una sola nave y una sacristía. La obra es de construcción sencilla con arcos de medio punto y bóvedas de arista.

Del arte mobiliar se pueden destacar dos tallas, un San Antonio de Padua y un Cristo de la escuela castellana.

Subcategorías

Las descripciones que figuran en cada ficha han sido obtenidos en su mayoría de los textos incluidos en las placas de la nueva señalización turísitica del casco histórico; textos cuya autoría pertenece a los historiadores locales Jacinto Tostado Nevado, Juana Santano Díaz y Mª de los Hitos Lumbreras Carrasco.

Estos textos tambien han sido recopilados y ampliados en la nueva guía turística de Alcántara.

Las descripciones que figuran en cada ficha han sido obtenidos de los textos incluidos en las placas de la nueva señalización turísitica del casco histórico; textos cuya autoría pertenece a los historiadores locales Jacinto Tostado Nevado, Juana Santano Díaz y Mª de los Hitos Lumbreras Carrasco.

Estos textos tambien han sido recopilados y ampliados en la nueva guía turística de Alcántara.