Contenido

Es uno más de los ejemplos de construcciones religiosas que abundan en el casco histórico.

En otro tiempo estuvo abierta al culto pero en la actualidad es de propiedad privada.

Diversos elementos de la construcción indican que ésta debió erigirse durante el siglo XVII como así lo demuestran la ornamentación del escudo de armas y la propia traza del edificio.

Pequeña ermita construida en mampostería de pizarra y de traza sencilla. El interior es de una sola nave, presidida por un retablo barroco clasicista policromado simulando efectos marmóreos con la imagen de Nuestra Señora de las Angustias, que recuerda estilísticamente alos maestros retablistas portugueses que en esa época trabajan por la zona.

En la fachada, un arco de medio punto con dovelas de granito da acceso al edificio. Una espadaña formada un arco soportado por dos pilastras remata el sencillo conjunto.

Linaje de origen portugués, con casa y mayorazgo en Alcántara desde finales del siglo XIV. Se documenta la existencia de dicha cosntrucción en 1487. Fueron patronos del Hospital de la Piedad cuya construcción sufragaron.

En los paramentos de su fachada, bajo la cal, se conservan bellos esgrafiados. Aún hoy se puede apreciar una estilizada decoración geométrica enmarcando los vanos, y dos escudos elaborados con la misma técnica donde se representan las armas de la familia. Bajo la cubierta, se dispone un original alero doble de teja árabe rematando el conjunto.

Fachada de la casa de los Oviedo

Escudo de los Oviedo

Conocida popularmente como la "Casa de los Calderones", por el caldero que hay en los escudos de su fachada; la heraldica en cambio, la atribuye al linaje de los Oviedo, familia ilustre de origen asturiano que ya desde el siglo XV aparece establecida en Alcántara. Son sus armas: en oro una caldera de sable puesta sobre llamas de fuego.

Aunque la fachada actual es datable entre los siglos XVII y XVIII, en su interior se pueden apreciar elementos artísticos del siglo XVI.

De aspecto noble, sobresale se eje central ejecutado con sillares graníticos, con dos vanos adintelados, y una magnifica forja en el balcón. Se completa esta fachada con dos hermosos escudos esquinados uno de ellos, del ya mencionado linaje de los Oviedo, y otro de la familia Oviedo Aldana, Marqueses de Buscayolo.

El conjunto pudo estar flanqueado por dos torres de las cuales sólo una llegó a terminarse.

 

En una escritura localizada en el Archivo Histórico Nacional y fechada en 1574 doña Elvira Gutiérrez, viuda de Francisco Palomeque, y su hijo Juan Rol Palomeque, declaran "que han edificado a su costa la iglesia de la Encarnación a extramuros de la Villa de Alcántara"

Esta ermita era el lugar de enterramiento de la familia Rol Palomeque.

A mediados del siglo XVII siendo patronos los marqueses de Torreorgaz, estaba arruinada por haberla destinado el ejército a almacén.

Del antiguo edificio sólo se conserva la fachada en la que destaca una bella portada renacentista que se abre en un arco de medio punto encuadradapor simulada arquitectura de pilastras sobre plintos, que sostienen un sencillo entablamento. En las enjutas del arco dos medallones en alto relieve representan a los Apóstoles San Pedro y San Pablo.

En el cuerpo intermedio de esta fachada se observan tres hornacinas que albergarían imágenes, una de las cuales representaría a Nuestra Señora de la ENcarnación titular de la ermita.

El cuerpo superior se remata en un frontón triangular que enmarca una cruz y, a cada lado, sendos escudos de armas de la familia fundadora, seccionados al modificar la cubierta.

{phocagallery view=category|categoryid=4|imageid=43}

{phocagallery view=switchimage|basicimageid=181|switchheight=480|switchwidth=640}

De esta ilustre familia destacamos dos personajes del siglo XVII, Jacinto (historiador y cronista local) y Antonio (Jesuita y prolífico escritor).

Su nobleza la demuestra el enterramiento familiar en la Iglesia de Santa Maria de Almocóvar, cuyo escudo se repite en su sobria fachada.

Dos elementos sobresalen en su exterior, una impresionante chimenea y la forja de sus rejas. En el interior, un magnifico patio de esbeltas columnas y trazas renacientes.

Subcategorías

Las descripciones que figuran en cada ficha han sido obtenidos en su mayoría de los textos incluidos en las placas de la nueva señalización turísitica del casco histórico; textos cuya autoría pertenece a los historiadores locales Jacinto Tostado Nevado, Juana Santano Díaz y Mª de los Hitos Lumbreras Carrasco.

Estos textos tambien han sido recopilados y ampliados en la nueva guía turística de Alcántara.

Las descripciones que figuran en cada ficha han sido obtenidos de los textos incluidos en las placas de la nueva señalización turísitica del casco histórico; textos cuya autoría pertenece a los historiadores locales Jacinto Tostado Nevado, Juana Santano Díaz y Mª de los Hitos Lumbreras Carrasco.

Estos textos tambien han sido recopilados y ampliados en la nueva guía turística de Alcántara.